Trucos para utilizar el jengibre

Tanto si el jengibre es uno de los ingredientes que habitualmente tienes en tu cocina, como si lo estás empezando a conocer, quizá te interese descubrir estos cuatro trucos de cocina.  No te pierdas algunos de los trucos que podrás aplicar con el jengibre fresco.

Todos oímos hablar cada vez mas del jengibre,  o hemos utilizado el jengibre fresco en más de una ocasión. Y es que a todos nos ha pasado alguna vez que hemos comprado una pieza de un tamaño considerable y no lo hemos gastado antes de que se ponga mal.

Para pelar el jingibre, utiliza el borde de una cuchara y con el pulgar ejerce presión y listo, servirá como un pelador o cuchillo fino, y te ayudará a solo quitar la piel delgada de la cascara.

 

Cómo aprovechar la piel del jengibre

Cuando se pela el jengibre y con la piel se va una parte del rizoma hay que aprovecharlo. Cuando se está cocinando y no se repara mucho en pelar sin llevarse apenas pulpa, se puede optar por sacar rendimiento a esa piel de otro modo, y con el jengibre es muy fácil porque su aroma y su sabor son muy intensos, con muy poco se puede aromatizar mucho.

Así que la próxima vez que utilices jengibre para tus recetas, guarda la piel y los recortes que a veces se realizan para obtener una pieza con una forma homogénea, pues con ellos se pueden aromatizar distintas elaboraciones culinarias.

 

Marinadas

Simplemente será cuestión de añadir la piel a la preparación que se quiera hacer y después de la cocción o del marinado retirarla. Seguro que muchos de vosotros podéis aportar más ideas y recetas para aprovechar las pieles y recortes del jengibre, así que esperamos que las compartas con nosotros. Un detalle muy importante, para que no se les estropeen estos recortes de jengibre antes de aprovecharlos estos se pueden congelar, igual que el jengibre completo, así dura más.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x